Para mi abuelo Carlos que sigue acompañándome y que si en el no hubiera existido este blog. El y mi abuela los fundadores de la original: “La Central” allá en Charcas, San Luis Potosí.

Pasa un tren por las vías

Se detiene un instante

Cargado Con semillas y mercancía

Baja un hombre del tren

Con mirada firme y precisa

camina, sujetando mi mano

Cada paso se convierte en una palabra

Me lleva con seguridad

Transmitiéndola por todo el lugar

Una persona que con sabiduría ilumina

Ilumina los pasillos y calles del pueblo

pero hay un llanto en charcas…

sólo veo como vuelan los pájaros de manera desmedida

Y parece ser que ya no puedo entender muchas cosas.

El héroe se subirá al tren y no regresará

El héroe que muchos admiraron se va por un instante

Aunque no me siento seguro de que se haya ido

en ciertas ocasiones lo veo y sujeta mi mano como antes

el continua con su camino por las vías

Y puedo sentir como su fuerza e intelecto estalla en mis venas…

Autor: Julio Castro Guerrero

Fuente: Tienda La Central